EllaSabe

de salud, belleza, dietas, recetas, hogar y mucho mas...

Mascarillas para la cara


Las mascarillas naturales para la cara son aliadas de nuestra piel y ayudan a mantenerte siempre radiante. Prueba estos consejos de mascarillas para la cara y comprueba la diferencia

Equipo de ella sabe

Escrito por:

Equipo de Ellasabe

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Promedio 0.00 (0 Votos)

Las mascarillas son aliadas de nuestra piel, nos ayudan a limpiar los poros, ayudan a combatir el acné, suavizan la piel seca y nos relajan. Nos pueden ayudar a reducir las arrugas o el acné, dependiendo de cada tipo de piel o problema que se padezca. La piel propensa al acné se puede beneficiar de una mascarilla para la cara que tenga un efecto de secado; la piel seca y arrugada se puede beneficiar de una mascarilla hidratante. Más adelante encontrarás mascarillas naturales para la cara que te ayudarán con ese molesto problema.

Mascarilla para la cara usando aguacate.

Lávate la cara con agua tibia y seca. Tritura el aguacate con un tenedor hasta que quede cremoso. Añade una cucharada de miel natural al puré de aguacate. Agrega una cucharadita de yogurt natural. Revuelve los ingredientes. Pela y corta dos rodajas de pepino para colocarlas sobre los ojos. Aplica una capa fina de la mascarilla de aguacate en la cara y cuello. Recuéstate y coloca las rodajas de pepino sobre los ojos. Deja que la mascarilla actué por 15 minutos, después enjuaga con agua tibia, y da palmaditas con las yemas de tus dedos ya que tu piel esté seca. El aguacate se obscurecerá rápidamente, guarda la mezcla en un recipiente, añade unas gotas de jugo de limón para evitar que el aguacate se haga negro, tapa el recipiente y guárdalo en el refrigerador.

El aguacate es una fruta que contiene potasio, ayuda a mantener el brillo de tu piel, con aspecto saludable y hermoso. La miel ayuda a reducir la hinchazón y la inflamación. El pepino limpia, nutre, hidrata y ayuda a reducir los círculos debajo de los ojos.

Mascarilla para la cara usando limón y miel.

En un recipiente vierte media taza de miel y un cuarto de taza de jugo de limón. Mezcla los dos ingredientes bien. Extiende la mezcla suavemente sobre tu rostro y déjala actuar durante diez minutos. Enjuaga la mascarilla con agua tibia. Esta mascarilla para la cara la puedes utilizar hasta tres veces por semana.

Mascarillas naturales para la cara con efecto hidratante.

  1. Mezcla media taza de aceite de oliva con un cuarto de avena cruda en un tazón. Mezcla los dos ingredientes y extiende la mezcla sobre la piel húmeda. Deja actuar la mascarilla durante 15 minutos para permitir que la piel absorba el aceite y suavice tu piel. Remueve la mascarilla con una toalla húmeda. Puedes utilizar la mascarilla dos veces por semana.
  2. En un recipiente combina dos cucharadas de bicarbonato de sodio, una cucharada de azúcar y una cucharadita de agua para hacer una pasta. Mezcla los ingredientes. Masajea la mezcla sobre el rostro con movimientos circulares suaves con los dedos. Después de dos minutos, enjuaga la piel con agua tibia.

Mascarilla para la cara usando barro.

Compra barro en polvo, lo puedes encontrar en cualquier tienda naturista. Utiliza un recipiente para hacer la mezcla, vierte tres cucharadas de polvo de barro, agrega una cucharada de agua, con la finalidad de obtener una mezcla homogénea. Utiliza tus dedos para esparcir el barro sobre la piel, tratando de dejar una capa uniforme sobre ésta. Evita el área de los ojos y los labios. En caso de piel seca deja actuar durante diez minutos, en caso de piel grasa deja actuar durante 20 minutos. Trata de no reír o sonreír mientras se está secando. Elimina la mascara de barro con un paño húmedo y caliente. Cuando tu cara esté seca da palmaditas con una toalla. Limpia con una mascarilla hidratante.

Mascarilla para la cara con piel grasa.

Lávate la cara con un jabón neutro y agua tibia. Enjuaga y seca tu piel. En un recipiente mezcla dos cucharadas de miel, dos cucharadas de avena y dos cucharadas de jugo de limón. Aplica la pasta con los dedos, aplícala en la cara de manera uniforme, tratando de evitar los ojos. Deja actuar la mascarilla durante diez minutos. Para retirar la mascarilla lávate la cara con agua tibia y seca.

Mascarilla para la cara con piel seca.

Lávate la cara con agua tibia y jabón neutro. Utiliza un recipiente, mezcla una yema de huevo con dos cucharadas de yogurt natural y una cucharada de miel. Sumerge una bola de algodón en la mezcla. Aplica la mezcla por todo el rostro de manera uniforme, evitando los ojos. Deja actuar la mascarilla de 10 a 15 minutos. Lávate de nuevo la cara con agua tibia. Aplica una capa delgada de crema hidratante de tu preferencia.